martes, 27 de noviembre de 2012

Se infiel y no mires con quien.

Es la frase que muchos de nuestros clientes utilizan, cuando toca pagar la renovación de su póliza de seguro, y más en los tiempos de desarrollo tecnológico e inmediatez en la búsqueda de precio en los que vivimos. Debemos tener en cuenta que a finales de 2011, el 63,9% de los hogares españoles tenían ya acceso a la red, y en el caso de las empresas, la situación era más favorable aún, ya que la penetración se situaba en un 97%. Por otra parte, la penetración de Internet móvil en nuestro país, se sitúa entorno al 20%, siendo los teléfonos inteligentes (smartphones), un 43,6% de nuestro parque móvil.
Entonces, ¿quién no está conectado a la red?, y ¿quién no tiene la tentación de mirar y comparar su precio de renovación o nueva contratación en la red?

Los datos son incontestables, por lo que debemos disponer  de  los medios suficientes para que nuestro negocio, bien porque seamos mediador, o bien porque seamos asegurador, pueda estar fidelizado de forma incontestable a nuestra marca.

Los caminos son muchos y muy variados, pero debemos adoptar la fórmula más correcta, que pueda adaptarse a nuestras posibilidades económicas y nuestro segmento de mercado. Para ello analizaremos en primer lugar  nuestra capacidad de respuesta a estas amenazas y debemos preguntarnos. ¿Vamos a contraatacar el negocio online con una respuesta offline? ¿Vamos a suplir la agilidad de un IPAD, la ubicuidad de un smartphone, la inmediatez y calidad en la toma de requisitos, además de los precios extremadamente competitivos de un comparador de seguros, o la combinación de potentes campañas publicitarias realizadas para el negocio online, con nuestro trato directo y la relación humana?

Es la eterna pregunta y sinceramente, a todos nos gustaría tener una respuesta que fuera fiable al 100%.

En la actualidad existen potentes soluciones mixtas a estas incógnitas, que pueden aliviar nuestra preocupación por los continuos avances de las tecnologías, que obviamente no vamos a poder limitar, y mucho menos parar.





¡Transformemos nuestro negocio tradicional offline, tanto de nueva producción como de cartera en un negocio online!

¿Cómo? Ya existen plataformas que están cumplimentando de forma efectiva la fidelización de nuestros clientes a su póliza tradicional. Son plataformas extremadamente potentes, que utilizan la tecnología para vincular a estos clientes tradicionales, y que buscan algo más que la simple respuesta presencial, para fidelizar la cartera del mediador, o la de aquellas compañías que tengan la voluntad  de implementarlas en su cartera de forma natural.
Atrás quedaron los tiempos de incluir garantías en las pólizas, sin la certidumbre de que su uso pueda aportar un valor a la fidelización de nuestra cartera.

Y ¿Cuáles son estas plataformas que pueden aportar un valor adicional a nuestras cateras?

Sólo son algunos ejemplos, pero tenemos y  debemos estar seguros que nos aportarán un valor diferencia y de calidad a nuestro negocio:

-         Canales de salud con historial médico y multitud de aplicaciones de gestión que vinculan a nuestro cliente con nuestro negocio, transformando el modelo de actuación reactiva de las pólizas de salud, vida, accidentes y decesos, en un modelo proactivo y de participación del cliente.
-         Plataformas de gamificación de nuestros productos que ofrezcan incentivos por uso y obtención de descuentos y premios relacionados con nuestro sector.
-         Aplicaciones para smartphones que vinculen el uso de las garantías “ocultas” y en desuso de nuestras pólizas, y que además y afortunadamente, no suponen siniestros para nuestra cuenta de resultados, por lo que su uso unicamente favorece a nuestro negocio.
-         Canales de comunicación e integración que facilitan el acceso a la información de nuestros clientes………

Pero la herramienta más importante siempre será quitarse el miedo, y las falsas y tradicionales excusas del tipo “pero eso no es para todo el mundo”, y recordemos que el 63,9% de nuestros clientes, tienen red en sus hogares, el 97% de nuestros clientes-empresas trabajan en red, y el 43,6% de los terminales móviles son smarphones.

Si no lo hacemos por nuestro negocio, la competencia lo hará antes.
Participemos en la experiencia tecnológica, trabajando desde nuestra experiencia profesional presencial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario