lunes, 25 de diciembre de 2017

El techo de Cristal


  Resultado de imagen de foto techo de cristal

¿Es suficiente con ser el mejor? No y lo triste de esto es que no sólo vale con ser el mejor, además tienes que venderte bien, estar en el momento justo en el lugar adecuado, hacerte valer, protestar, no sobrevalorarte y hacer ver que estás en el mercado, y además de todo eso, hacer de la mejor manera posible tu trabajo.
¿Es esto imposible? Ciertamente no. Sólo hay que mirar al mundo para ver lo que hay fuera, darte cuenta de lo que eres capaz de hacer, darte cuenta de lo que no son capaces de hacer los demás, y además visualizar los negocios desde otra mirada. Salir de nuestro negocio y perder de vista la venta desde el punto de vista de nuestra empresa, poniendonos en la piel de las necesidades que tienen las otras empresas y adivinando como resolveríamos sus problemas.
Te sorprenderías de las capacidades que tenemos y lo bien que lo podemos hacer.
Experiencias de más de 20 años en puestos estratégicos y directivos dan para mucho, y tenemos que ser capaces de explotarlo.


Hay veces que debemos romper nuestro techo de cristal para dejar volar nuestro talento, que la sociedad y el mundo empresarial sean capaces de disfrutar de nuestras capacidades y no dejarlo morir marchitado, en encorsetadas áreas de nicho en la misma empresa. Si para que esto suceda tienes que volar, hazlo, no lo pienses, la vida son más que un sueldo y una ciudad, más que una empresa y una idea, más que el propio negocio y su simple solución. Necesitamos personas que nos ofrezcan su talento. Que quieran disfrutar con lo que hacen y que además se lo crean y lo exploten. Rompamos nuestro  techo de cristal y volemos!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario