viernes, 30 de marzo de 2018

La verdad sobre las Insurtech

Después de 8 años dirigiendo una empresa digital relacionada con la salud y que encuentra su nicho de negocio en el entorno de las compañías de seguros, aparece una organización, te etiqueta, y te denomina Insurtech. Te sorprendes, no te lo esperas, y decides investigar lo que significa. Porque te suena que hay un movimiento relacionado con la tecnología y las finanzas denominado Fintech, pero realmente no te suena como movimiento el tema de las insurtech.
Corría el año 2016 y te encuentras con esta noticia, y te catalogan entre las 36 insurtech españolas de mayor éxito, y lo aceptas y te sumas al movimiento, pero la sorpresa llega cuando averiguas las demás insurtech con las que te relacionan.

¿Tarificadores?
¿Pólizas de viaje a través de una app?
¿Pólizas de accidentes para autónomos a través de una app?
¿Pólizas de retrasos en aviones?

Sorprendente, pero cierto, sobre todo cuando uno ha vivido en su propia piel los tarificadores en diskette allá por el año 2004. ¿Eso también eran insurtech? ¿Las compañías de seguros no tienen tarificadores en app desde hace más de 6 años? ¿De verdad? ¿Con esto estamos cambiando a través de la tecnología la visión del aseguramiento colectivo e individual?  Resultado de imagen de foto start up


 Señores, seamos serios y hablemos de como cambiar las fórmulas de aseguramiento, como cambiar la fidelización de nuestros clientes a través de la tecnología, como reformular nuestros conocimientos, como hacer notas técnicas con datos que ni siquiera nos imaginamos a día de hoy, trabajemos en nuevos conceptos de aseguramiento........en definitiva, analicemos nuestro potencial, bajemonos del tren y veamos que le pasa, como funcionan sus engranajes y sumemos tecnología a lo conocido y a lo que está por conocer.

Pero por favor, no lo dejemos en manos de esa falsa creencia de que alguien pequeño sabrá hacerlo siempre mejor que nosotros sólo porque se trata de una start up y en teoría es más ágil. Trabajemos con ellos pero no dejemos nuestro negocio en ellos, porque nos estaremos equivocando, involucionando y confiando en que cuatro personas en un garaje (con todo mi cariño), van a ser capaces de sacarnos las castañas del fuego. Ese error hará caer nuestras organizaciones, dejandolas en manos de expertos en tecnología, pero sólo en tecnología, sin nuestros conocimientos organizativos, técnicos y de negocio. Apoyemos, apalanquemos y colaboremos con las start up, pero no lo olvidemos, nosotros podemos ser una gran star up, nosotros podemos ser ágiles y nosotros tenemos la capacidad y la obligación de hacerlo. Sólo hace falta voluntad, impulso organizacional y un arranque definitivo de nuestras capacidades para hacer fluir las ideas y aplicarlas. No tengamos miedo. Simplemente, hagámoslo. Porque quien se duerma en estos próximos 5 años, estará dejando en manos de las empresas tecnológicas todo el potencial de su compañía.




No hay comentarios:

Publicar un comentario